Como aumentar la motivación laboral.

Portada » Como aumentar la motivación laboral.

Aumentar la motivación laboral, sin duda, genera una mayor productividad, lo que favorece a la estabilidad y el rendimiento de cualquier compañía. Esto implica que toda empresa debe tener un líder capaz de implementar estrategias de motivación, con la finalidad de alcanzar  los objetivos deseados, buscando la consolidación de un ambiente laboral positivo y, simultáneamente, generando bienestar entre el personal de la empresa.

Es necesario destacar, que cada vez son más las empresas que aplican  técnicas de motivación laboral para conseguir una mayor  productividad y para conseguir que sus trabajadores se sientan mas motivados. 

La motivación tambien esta relacionada con las necesidades, que están agrupadas en la Pirámide de Maslow

¿Qué factores pueden aumentar la motivación laboral?

Es importante saber que no es fácil establecer una dirección o supervisión efectiva para coordinar la labor de un grupo de personas y que estas se mantengan motivadas con lo que hacen. Lo idóneo, es que el equipo de trabajo mantenga una actitud positiva, con la suficiente motivación para trabajar y conseguir resultados altos, demostrando su  competitividad ante cualquier circunstancia.

.

.

Lo primero que se debe tener claro, es cada persona tiene sus propias metas acorde con sus aspiraciones, ambiciones o necesidades. Hay quienes son más exigentes y otros que son más conformistas.

Para que un jefe o líder logre mejorar la motivación laboral, tiene que identificar las metas personales y profesionales de cada miembro del equipo, ya que cualquier persona aumentará su rendimiento si se le pone como premio o recompensa algo con lo que realmente se sienta premiada.

Para algunas personas, bastará con un reconocimiento de carácter profesional como ascender dentro de la empresa. Otras, únicamente pensarán en en conseguir la cantidad de dinero suficiente para cubrir sus necesidades; como adquirir un piso, comprar un coche, viajar, mantener a su familia.  Además, podremos dividir entre metas a corto plazo y metas a largo plazo. 

Técnicas de motivación.

Hay varias técnicas de motivación, que pueden incentivar la productividad de un trabajador, como por ejemplo:

Formar al trabajador.  Si la empresa forma a la persona y le hace sentir que esta recibiendo apoyo, para poder desempeñar su labor más eficientemente, se genera un sentimiento de crecimiento profesional y se aumenta la motivación en el trabajo.

Fijar objetivos alcanzables y realistas.

Hacer que los nuevos empleados se sientan parte de la compañía lo antes posible.

Generar un muy buen ambiente de trabajo. Organizar algún tipo de reunión con todos los miembros del equipo y puedan conocerse mejor unos a otros.

Fijar objetivos y metas, con cada miembro del equipo, tanto a corto como a largo plazo.

Fijar un objetivo de equipo.

Para poder generar motivación en el trabajo, hay que darle al trabajador una salario acorde a su nivel de preparación académica y a su experiencia .

Los incentivos y premios, pueden funcionar como una fuente de motivación  porque poseen una doble acción: Estimulan al trabajador mediante una recompensa y este, siente que se le reconoce por su buen trabajo. Estos incentivos pueden ser un premio en forma de bonificación económica, viajes, o algunos días libres.

Reunion de trabajo

Las charlas de motivación deben ser eficaces

Si hay algo que sirve para elevar la motivación de un equipo de trabajo, son las charlas de motivación, con las que se recalcan los objetivos y metas de la empresa, así como para la detección de problemas y evitar que estos pasen a convertirse en conflictos. Eso sí, se debe procurar que estas sean eficaces, empezando por que estas tengan un buen guion, haciendo hincapié en puntos de relevancia, delimitando los temas a abordar y usando un período de tiempo para cada asunto, y dejando un espacio para las preguntas de los participantes.

Asimismo, puedes enriquecer la exposición con el uso de material audiovisual, contenidos impresos en forma de trípticos, folletos, música, entre otras cosas, que sirvan como material de apoyo, para captar la atención de los participantes. La duración de las charlas de motivación hay que definirla, haciendo que esta sea lo más concisa posible, es decir, ni muy larga para que la gente se aburra, ni muy corta para que el contenido de la misma no sea incompleto.

Y, por último, estas charlas de motivación deben ser participativas, ya que cada uno de los asistentes puede tener algo que aportar, conocimiento que será de gran ayuda para todos, evitando que el ponente sea el único que hable en la actividad, sino que sea el que propicie la participación de todos, sin discriminación de ningún tipo, ayudando así a una mayor motivación laboral en la empresa.

2019-09-17T22:49:08+02:00